Liso total y definitivo con el alisado japonés

Cremas, secador, planchas, cepillos, peines, y tu cabello al menor soplo del viento, o un rocío de lluvia se encrespa, se vuelve rebelde y has perdido el tiempo que tardaste en arreglarlo, para esto existe el alisado japonés.

Te haces un peinado de lado, o con raya en el centro y se ven tus pelitos como flotando por toda la cabeza. Decide por una técnica que nació en los años 90 y aún tiene vigencia: el alisado japonés.

¿Qué es el alisado japonés?

resultado del Alisado japonés

Es una técnica de alisado de tipo permanente porque sus resultados cambian la textura del cabello de forma definitiva. Fue creado en Japón por la estilista Yuko Yamashita, por eso se conoce también como alisado Yuko.

Hay que resaltar que al señalar que es de tipo permanente, se refiere a que el cabello que ha sido tratado con el alisado japonés no se vuelve a rizar ni encrespar, pero el cabello que va saliendo lógicamente viene con su textura normal.

No se recomienda para cabellos sometidos a tintes o algún otro proceso químico anterior, porque la técnica requiere someter al cabello a mucho calor y puede resultar quemado o con cambio de coloración.

¿Cómo se realiza el alisado japonés?

Si te has decidido por el este tratamiento, recomendamos escoger un buen profesional que conozca los productos y te ofrezca los de mejor calidad, realizar este procedimiento en casa es muy complejo.

La técnica se realiza en un lapso de 3 a 5 horas, y hay que seguir los siguientes pasos:

  • Lavar el cabello para eliminar cualquier residuo de laca o cremas.
  • Secar el cabello, con secador manual.
  • Con una plancha de cerámica, se alisa completamente.
  • Se divide el cabello en mechones, para ir aplicando el producto a cada uno de ellos desde la raíz a la punta.
  • Se deja actuar por un período de 30 a 45 minutos.
  • Se plancha nuevamente para lograr el efecto liso definitivo.
  • Se espera que el cabello se enfríe, de 10 a 15 minutos, se enjuaga con agua fría y se aplica un producto neutralizante de la raíz a la punta.
  • Para sellar definitivamente las hebras de cabello, se seca con cepillo y secador.

Listo, a disfrutar de tu melena lisa al estilo japonés, con un brillo y sedosidad que ha hecho que muchas personalidades opten por este tipo de alisado. Y lo mejor es que puede durar de 6 meses a un año, haciendo hasta 2 retoques al año.

Elimina rizos y crespados

El alisado japonés modifica la estructura del cabello, por lo que lo vuelve totalmente liso. No habrá posibilidad de recuperar tus ondas o rizos ni mojándolo, ni utilizando utensilios, por eso se denomina permanente. Tendrás que esperar su crecimiento natural o cortarlo si quieres tu cabello natural nuevamente.

Para este alisado, el producto que se utiliza es uno a base de amoníaco, el Tioglicolato de Amonio, con muy poca toxicidad. Este producto es más agresivo que el utilizado en otros tratamientos y modifica la textura del cabello.

Solo pelo liso

Luego de aplicada esta técnica no puedes rizarte el cabello, porque sus resultados son permanentes, ya que modifican su estructura interna, por lo que no volverá a encresparse de nuevo.

Tampoco es recomendable usar sujetadores o colas de amarre, porque el cabello se hace más fino. Al optar por este tipo de alisado debes querer llevar tu melena suelta.

¿Y si el cabello ha sido decolorado?

Es preferible optar por otras opciones de alisado, ya que esta técnica modifica la propia hebra del cabello y si ha sido sometida a decoloración o está muy dañado, el cabello se puede empeorar.

¿Cuánto dura el efecto?

Los resultados, dependiendo del tipo de cabello pueden durar desde más de 6 meses hasta un año. Por ello entra en el tipo de alisado permanente. Podrás lavarlo, ir a playa y piscina, y al secarse tu cabello quedará liso sin uso de planchas o secador.

A diferencia de otras técnicas de alisado permanentes, el japonés al modificar la estructura del cabello, te permite lavarlo y sus efectos permanecen iguales al primer día.

Climas calurosos o en verano

La mejor época para optar por un alisado japonés es en verano porque podrás exponerte al sol y al agua de playas y piscinas sin temor a que tu cabello se vuelva rebelde.

De igual forma, si vives en un clima muy caluroso, con humedad, que te obliga a lavar muy seguido tu cabello y estar atenta a secarlo y mantenerlo para que no se encrespe, es una buena opción esta técnica.

¿Usarlo con o sin formol?

asi luce el alisado japones

El alisado japonés es un tratamiento que utiliza un compuesto a base de amoníaco, más no son agresivos con el cabello. Sus detractores lo hacen por dos causas, o por desconocer el procedimiento o por causas económicas.

El que señala que se utiliza formol en su aplicación, desconoce totalmente las bases de este tratamiento. Éste si usa keratina pero nunca ha utilizado formol, así que no creas en estas personas.

Y, económicamente hablando, ya no requieres ir a la peluquería a pagar por el secado, porque al dejarlo secar al natural o con sólo un poco de aire tibio del secador, logras que tu cabello quede totalmente liso y brillante.

Beneficios del alisado japonés

Los productos utilizados en este procedimiento, que incluyen la queratina y el colágeno, modifican la estructura interna de la fibra capilar, volviéndola totalmente recta, por lo que sus efectos se consideran permanentes.

Algunos de los beneficios que se pueden observar son:

  • Genera mucho brillo, debido a que se sellan las cutículas capilares, logrando un cabello con mucha vida al eliminar la resequedad.
  • Gana suavidad, la queratina y el colágeno penetran en las fibras del cabello, por eso se restaura totalmente y al tocarlo se siente la suavidad.
  • Se elimina el frizz, o la electricidad estática, pudiendo tener el cabello liso con lluvia o calor, frío o humedad.
  • Disminuye el volumen en todos los casos, por lo que esas melenas que se ven indomables quedan totalmente planas.

2 comentarios en “Liso total y definitivo con el alisado japonés”

Deja un comentario